Local

Al presidente lo va a elegir el pueblo mexicano: Gilberto Herrera Ruiz

¡Comparte!

“Este es un movimiento del pueblo no de un partido, este es un movimiento social que no lo va a poder parar nadie”, aseguró Gilberto Herrera Ruiz, candidato al Senado durante la visita del candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador a los municipios de Cadereyta y San Juan del Río, en Querétaro.

 

Al respecto agregó: “el gobernador del estado declaró hoy que no descarta una reunión de gobernadores para evitar que López Obrador llegue a la Presidencia de la República. Lo que él no entiende es que esta no es una cuestión de cúpulas que deciden quién va a ser nuestro próximo presidente, porque eso lo vamos a decidir el pueblo de México y no los gobernadores de este país”.

 

Ante miles de simpatizantes y de los candidatos federales de la coalición “Juntos Haremos Historia” en Querétaro, Herrera Ruiz destacó de la urgencia de recuperar la dignidad de este país, pues así como el resultado de la elección debe depender de la ciudadanía, igualmente las políticas deben orientarse a privilegiar a la población mexicana por encima de los intereses de la clase política y de agentes extranjeros.

 

El candidato al Senado y exrector de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) explicó que el campo fue abandonado después de la reforma constitucional al Artículo 27, del mismo modo en que se está desmantelando la industria petrolera a partir de la Reforma Energética.

 

“Nos prometieron que con la Reforma Energética la gasolina, el gas y todo iba a ser de menor costo y no fue así; y todavía tienen el cinismo de venir a pedirnos que votemos por ellos, que podemos llegar a un mejor futuro votando por cualquiera de esos partidos. Eso ya se acabó y eso es lo que debemos demostrar el 1 de julio”, aseguró.

 

En este sentido, Herrera Ruiz manifestó que tal como en 1938 con la Expropiación Petrolera se inició la industria mexicana en esa materia, ahora el gobierno y la ciudadanía tendrá que demostrar que no es necesario el dinero extranjero y que es suficiente la inteligencia del pueblo para desarrollar una ingeniería propia para garantizar la soberanía del país.

 

“Este país es rico y no necesitamos tecnología porque la materia más importante que tiene este México es la inteligencia de su gente y de eso estamos llenos y con una gran capacidad. Vamos a recuperar la dignidad de este país”, exhortó.

 

Por su parte, el candidato presidencial reconoció en que el exrector de la UAQ, Gilberto Herrera “es un hombre inteligente, íntegro y honesto” y coincidió en su posicionamiento respecto a impulsar la industria nacional.

 

“No continuarán las privatizaciones en el país, pues derivado de la Reforma Energética empresas extranjeras y algunos funcionarios del gobierno mexicano se han enriquecido a costa de la compra de gasolina que hacen los mexicanos, cuando en el país podría refinarse el petróleo no solo para la producción de combustibles sino para la generación de valor agregado a los petroleoquímicos. Se trabajará en la rehabilitación de las seis refinerías que se tienen y se crean dos más”, aseguró.

 

Por otra parte, también coincidió con el candidato al Senado en cuento a implementar una política de austeridad para que el presupuesto público sea invertido en aspectos prioritarios para el desarrollo del país y no para el enriquecimiento de la clase política.

 

López Obrador consideró que los sueldos de funcionarios públicos son lo suficientemente onerosos como para que puedan costear sus propios gastos sin cargarlos al presupuesto del país; por ello, aseguró que al llegar a la Presidencia de la República además de reducirse el sueldo a la mitad, eliminará las pensiones de 5 millones de pesos mensuales para los expresidentes, así como los gastos médicos de la clase política calculados en 5 mil millones de pesos anuales.

 

“Que se atiendan en el Seguro, en el ISSSTE, en el Seguro Popular y que vean que no hay medicamentos, ni infraestructura ni personal para que entiendan la prioridad de destinar recurso a salud”, expresó.