Nacional

Asesinan a 3 mujeres y 6 niños integrantes de la familia LeBaron

¡Comparte!

Al menos tres mujeres y seis niños fueron asesinados por los miembros de un cártel, informó el martes la principal autoridad de seguridad de México. Los familiares dicen que las víctimas eran ciudadanos estadounidenses.

El secretario de Seguridad Alfonso Durazo, señaló, que los agresores pudieron confundir la camioneta de las víctimas con la de un cártel rival, indicó. Seis niños resultaron heridos en el ataque y cinco fueron llevados a hospitales en Phoenix, Arizona.

La Mora en el norte de México, un asentamiento fundado hace décadas en Sonora como parte de una filial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El grupo fue atacado mientras viajaba en una caravana de tres camionetas SUV, agregaron. Los familiares pidieron no ser identificados por temor a represalias, los familiares dicen que las víctimas viven en la comunidad religiosa.

Uno de los parientes dijo que localizó la camioneta incendiada, con impactos de bala, con los restos de la esposa de su sobrino y sus cuatro hijos: unos gemelos de 6 meses y otros dos menores de 8 y 10 años.

La Embajada de Estados Unidos en México no respondió de momento a la petición de comentario.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de México dijo la tarde del lunes que las fuerzas de seguridad recibieron refuerzos de la Guardia Nacional, agentes del Ejército y la policía estatal en el área tras los reportes de la desaparición y agresión contra varias personas. Los elementos buscaban a los miembros desaparecidos de la comunidad.

Otro familiar, Julián LeBarón, dijo en su página de Facebook que la mujer fallecida era Rhonita María LeBarón.

El primer pariente señaló que una caravana de tres vehículos salió el lunes de La Mora, a unos 110 kilómetros (70 millas) al sur de Douglas, Arizona, pero fue atacada por hombres armados de un cártel en un posible caso de identidad equivocada. Muchos de los miembros de la iglesia nacieron en México y, por lo tanto, tienen doble nacionalidad.

Aunque él dijo que halló el primer vehículo, las otras dos camionetas seguían desaparecidas con sus pasajeros.

Jhon LeBarón, otro de los parientes, publicó en Facebook que su tía y otra mujer estaban muertas. También publicó que seis de los hijos de su tía fueron abandonados a pie de carretera, pero sobrevivieron.

No sería la primera vez que miembros de la iglesia mormona han sido atacados en el norte de México, en donde hace décadas se asentaron sus antepasados, con frecuencia en el estado de Chihuahua.

En 2009, Benjamín LeBarón, un activista en contra de la delincuencia que era familiar de los asesinados el lunes, fue asesinado en 2009 en el estado vecino de Chihuahua.

Mackenzie “N”, la última niña que estaba desaparecida tras el ataque a la familia LeBarón, que fue emboscada y asesinada ayer en Bavispe, Sonora, apareció con vida. 

El hallazgo fue confirmado por el activista de Galeana, Julián LeBarón, quien no dio más detalles.  Hasta el momento se sabe que la niña, de ocho años, es hija de Dawna, quien fue asesinada ayer, y de David Langford.  Tras horas sin descanso, LeBarón indicó que aún desconocen las acciones que sostendrá la comunidad derivado de estos hechos violentos ocurridos ayer en Bavispe, Sonora.

Ayer en entrevista con Azucena Uresti para Milenio Televisión, el activista explicó que los seis menores desaparecidos, cinco llegaron ayer por sus medios al rancho La Mora, uno de ellos con una lesión en la mejilla; hoy durante la madrugada, apareció la última menor.  

“Seis (niños) se fueron caminando hasta su casa… tengo entendido que el secretario de seguridad Durazo está mandando un helicóptero con luces para buscar a la niña. No saben si está viva, pero no está aquí ni en el rancho”, declaró.

El activista describió cómo encontró los cuerpos de sus familiares y afirmó que este ataque no fue directo, sino producto de la pelea que tienen los cárteles del narcotráfico de la zona. 

“Yo mismo vi los cuerpos, la niña como de 6 años está completamente en pedazos. Vi a una señora quedó al volante, una niña está en pedazos de tanto balazo, otra señora quedó boca abajo; la bebé de pecho estaba viva yo mismo la encontré”, contó. 

 “Esto no fue contra nosotros, fue un error, un fuego cruzado, no sabemos la causa… Son mujeres y niños inocentemente que van en un camino que transitan muchísimos, que iban a ver a familiares. Es terrible”, expresó.   

“Hay conflictos de Sonora y Chihuahua, que no pueden llevar gasolina o insumos, pero van por el mandado, tenemos que hacer algo contra inseguridad. Este mensaje es para millones de mexicanos algo tenemos que hacer”, agregó.