Internacional

Asume el control total de Cuba Díaz-Canel.

¡Comparte!

El Partido Comunista de Cuba eligió al presidente Miguel Díaz-Canel para suceder a Raúl Castro como primer secretario de la organización política.

Con esto, Díaz-Canel, de 60 años, se convierte así en el máximo jefe del partido y del gobierno en la isla.

La sucesión pone fin a seis décadas de gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro, quienes encabezaron la revolución de 1959. Además, por primera vez un civil está al frente del organismo.

Entre los revolucionarios, los comunistas siempre vamos al frente”, declaró Díaz-Canel en su primer discurso como jefe del PCC.

De acuerdo con el diario Granma, el mandatario insistió en la vigencia del legado de la revolución de 1959.

La continuidad generacional es parte fundamental de esa unidad, es preciso hablar y compartir realizaciones con nuestros jóvenes como las más importantes personas que son y distinguirlos como gestores de las trasformaciones en marcha”, expresó.

En su mensaje, exaltó la necesidad de fortalecer el PCC.

No son tiempos de boletines impresos o de espera de largos procesos de coordinación y análisis para promover debates en nuestros núcleos. La dinámica de este tiempo nos obliga a buscar vías más ágiles, breves y novedosas de comunicar las orientaciones”, expresó el mandatario.

Pese a la escasez generalizada incluso de productos básicos, Díaz-Canel señaló que había demostrado capacidad para resistir desafíos y preservar logros sociales como la educación y salud universales y gratuitas.

Además, envió un mensaje de advertencia a la disidencia en la isla luego de varias protestas de artistas, pensadores, periodistas y grupos disidentes.

Es bueno advertir al lumpen mercenario que lucra con el destino de todos, a los que piden invasión ya, a los que continuamente ofenden de palabras y de hechos, a quienes no descansan, que la paciencia de este pueblo, tiene límites”, sentenció.

Asimismo, el político comunista criticó el bloqueo económico implementado por el gobierno de Estados Unidos.

Es la más larga afrenta sostenida en el tiempo contra los derechos humanos de un pueblo, y constituye por sus efectos un crimen de lesa humanidad”, aseveró Díaz-Canel.

Desde que sucedió como presidente a su mentor Raúl Castro en 2018, Miguel Díaz-Canel, de 61 años, ha enfatizado en la necesidad de dar continuidad a la revolución.

El presidente del país caribeño afirmó a los delegados del Congreso que consultará las decisiones estratégicas sobre el futuro de la nación con su predecesor, Raúl Castro.

Ingeniero electrónico de profesión, Díaz-Canel se opuso a la ortodoxia al respaldar un centro cultural tolerante con la diversidad sexual.

Además, fue ministro de Educación, vicepresidente del país y jefe del partido en las provincias de Villa Clara y Holguín. Asimismo, el mandatario ha pedido un acceso más amplio a internet.

El líder que creció en una modesta casa en la central provincia de Villa Clara ha cultivado la imagen de trabajador común.

En su primer año como presidente, revisó en cada provincia el estatus a de los planes para conocer mejor la vida de los cubanos en reportajes transmitidos por la televisión estatal.

Sus visitas contrastan con el bajo perfil de su antecesor, Raúl Castro.

Cuba puso fin a la era de los hermanos Castro en el gobierno.

Sin embargo, el expresidente Raúl Castro seguirá presente en las decisiones del país caribeño.

El compañero Raúl, quien ha conducido y liderado ese proceso de continuidad generacional con tenacidad, sin apego a cargos o responsabilidades, con elevado sentido del deber y momento histórico, con serenidad y porque Cuba lo necesita, será consultado sobre las decisiones estratégicas de mayor peso para el destino de la nación cubana”, declaró el presidente Miguel Díaz-Canel tras ser elegido primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), el máximo cargo del país.

Díaz-Canel hizo de “Somos Continuidad” el lema de su gobierno tras iniciar su mandato en 2018.

El general del ejército continuará presente porque es un referente para cualquier comunista y revolucionario cubano”, añadió Díaz-Canel, primer dirigente civil en la isla.

La salida de Castro está acompañada de la jubilación de otros militantes que lograron el triunfo de la revolución en 1959 como el segundo secretario, José Ramón Machado Ventura, de 90 años, y Ramiro Valdés, de 88 años.

Raúl Castro estará siempre presente, bien al tanto de todo, combatiendo con energía, aportando ideas y propósitos a la causa revolucionaria, a través de sus consejos y alerta ante cualquier error y deficiencia, presto a enfrentar el imperialismo como el primero”, agregó el mandatario.

Por su parte, Díaz-Canel ha defendido la opinión del PCC que describe a los disidentes como una pequeña minoría financiada por Estados Unidos.

No obstante, encabezó reformas que incluyen medidas provisionales para expandir el sector privado, así como una revisión monetaria que redujo las importaciones, aumentó las exportaciones y recortó los subsidios a empresas estatales.

Hoy Cuba es uno de los cinco países que mantiene como único al Partido Comunista, junto con China, Vietnam, Laos y Corea del Norte