Local

Ayuda a ganar premio nacional de protección civil en 2015 y la corren en 2016

¡Comparte!

Apenas hace un año, el 18 de septiembre de 2015, una delegación representante de la Unidad Municipal de Protección Civil de Querétaro (UMPCQ) encabezada por el ex director, Amadeo Lugo Pérez, recibió el Premio Nacional de Protección Civil de manos del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien reconoció en aquella fecha el proyecto del Parque Temático de Protección Civil, ubicado a un costado del Parque Alfalfares, al norponiente de la ciudad. Era según dijeron, un ejemplo del trabajo de prevención que debiera haber para evitar catástrofes como el ocurrido en 1986 tras el terremoto que sacudió a la capital del país. Junto con este reconocimiento iba un bono económico por $300 mil pesos.

Fue precisamente Denisse Eugenia Ganot Gómez, analista de proyectos de la UMPCQ quien recibió dicho premio a nombre de la institución en un evento realizado en Palacio Nacional en la Ciudad de México. Sin embargo, a un poco más de un año de aquella fecha, a Denisse se le prohibió la entrada a las oficinas de la Unidad Municipal y se le rescindió su contrato argumentando por parte de la autoridad faltas injustificadas. De hecho, se le retiró su computadora del interior del área de trabajo y se les ordenó a los demás trabajadores no dirigirle la palabra. La orden, dice ella, fue dada por Zeus Sergio Antonio Epardo González, jefe de Departamento de Capacitación y Proyectos de la Coordinación Municipal de Protección Civil.

Ella, había sido designada en la administración 2012-2015 del municipio de Querétaro como Líder de Proyectos para después hacerse cargo de algunos proyectos especiales como un programa de georeferenciación que salió antes del Atlas Municipal de Riesgos, el propio Atlas de Riesgo, la capacitación de brigadas comunitarias y el equipamiento de la UMPCQ. También estaban a su cargo las redes sociales y la página de Internet de la dependencia.

Comienza el calvario con los nuevos funcionarios.

Sin embargo, en 2015 entra en operaciones la nueva administración capitalina bajo el mando de Marcos Aguilar Vega, por lo que unas semanas después de haber entrado en funciones, a través de la Secretaría General de Gobierno en manos en aquel entonces de Francisco Francisco de Silva Ruiz, se nombró a Fernando Rafael Martinez Garza como nuevo titular de la UMPCQ. Es aquí cuando comienza el calvario de esta madre de dos hijos y un perfil de paramédico.

Dado que quien se encargaba del Departamento de Capacitacion renunció tras este cambio de gobierno, fue Epardo González quien entró a esa área municipal, la actitud del servidor público desde el primer día fue prepotente, altanera y grosera, relató ella. En una reunión que tuvieron con él, dijo ella, se le hizo saber que colaborarían de la mano para cumplir sus objetivos, pero esto poco sirvió, pues la altanería de esta persona continúo contra sus subordinados.

“Él me empezó a acusar a mi de ocultar información, pero realmente yo no era la encargada de entregarle información, la información se la entregó el jefe anterior cuando se hizo la entrega recepción al retirarse del cargo y el señor decía que yo le ocultaba información” explicó Denisse Ganot.

la foto 1

Relató que a partir de este año, la situación se agravó, pues de todas las actividades que tenía a su cargo, en febrero se le envió a contestar teléfonos y atender en ventanillas, lo cual le pareció injusto y encaró a su jefe quien justificó este cambio únicamente al decir que era su decisión. Dijo que el acoso fue reiterado a partir de entonces porque ya estaba todos los días en las oficinas de la UMPCQ ubicadas en la delegación Epigmenio González.

Denuncia tras denuncia y no sucede nada.

Por esta razón, interpuso una queja por acoso laboral ante las instancias municipales, en este caso ante el Tribunal Municipal de Responsabilidades Administrativas, la cual fue recibida el uno de agosto de 2016 y cuya copia del cuaderno de investigación TMRA/1860/2016 tiene en sus manos Querétaro 24/7. Para el 19 de agosto de ese mismo año, el Magistrado del TMRA, José Alberto Bravo Morales, mandó citar a ambas partes para comparecer.

Durante estas fechas, ella ingresó sus documentos para obtener sus 10 días de vacaciones que le correspondía, sin embargo le autorizaron el 50% argumentando que su obligación era con la Unidad y no andar de vacaciones. Después de regresar de este descanso, en la siguiente quincena observa que sólo se le pagaron $200.00 por haber faltado 14.85 días por lo que ingresó otra queja ante Recursos Humanos del Municipio de Querétaro. Para el 24 de agosto, le dijeron que todo había sido un error y le reintegraron el dinero faltante. No sin antes informarle que su contrato estaba terminado, por un acta administrativa generada la primera semana de agosto porque falto los días que estaba de vacaciones.

“Yo les comenté que tenía mi oficio de vacaciones firmado y me dijeron que a ellos no les había llegado y que era responsabilidad de nosotros enviarlo, y pues sí, el proceso es que te lo firma el jefe directo, te lo firma el director y la asistente del director se encarga de enviarlos a Recursos Humanos, pero mi oficio nunca llegó. No me dieron nada firmado, no firme nada; me habían ofrecido el 50 por ciento de lo que me tocaba de liquidación porque no era responsabilidad de ellos el motivo por el cual me estaban despidiendo y yo volví a ir al Tribunal Municipal de Responsabilidades Administrativas y a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, al Tribunal de Conciliación y Arbitraje, a la Auditoría Municipal y a Derechos Humanos, pero aquí me dijeron que no me podían ayudar porque únicamente atienden casos de ciudadanos contra servidores públicos y no de servidores públicos contra servidores públicos”

la foto 2

Después de interponer todas estas quejas, su baja no pudo darse por lo que continuó sus tareas diarias en la oficina de Protección Civil, señaló ella, la cual argumentó que para la primera quincena se septiembre, el recibo de nómina traía un descuento de casi la mitad, ahora por supuestamente haber faltado cuatro días, los cuales están acreditados que ella sí trabajo. Ya la semana antepasada, sus jefes le insistieron en que fuera a Recursos Humanos pues la estuvieron llamando de esa área y ante la presión de ese día fue a las instalaciones del Centro Cívico, en donde le informaron que darían por finalizado su contrato de trabajo debido a los retardos que tenía. Aseguró que de alguna manera, estas personas encargadas de los checadores -incluida la asistente del director, Berenice Ramírez Cardozo- han manipulado los aparatos para alterar sus entradas y salidas. En ese momento tampoco firmó nada.

Al siguiente lunes, ya su área de trabajo había sido retirada y su huella ya no aparecía en el aparato checador. Ya no estaba entre los empleados de Protección Civil. Fue Epardo González quien le informó de una manera altanera y grosera, que no podía permanecer ahí porque ya no trabajaba con ellos. Para no tener problemas al no haber sido avisada, esperó todo el turno afuera de la oficina para evitar ser acusada de abandono de trabajo.

la foto 4

“Ese mismo día cuando terminó el turno, recibí el mensaje de una compañera porque Berenice les había indicado a todos los que estaban ahí de Inspección que al otro día no me dejarán entrar, que si yo llegaba me impidieran el acceso o me sacaran de la oficina y que aparte iban a cerrar la puerta con llave para que no pudiera ingresar”

Al acudir una vez más a la Procuraduría de la Defensa del Trabajador, se citó a la gente de Recursos Humanos del Municipio de Querétaro para que comparecieran por la denuncia el pasado 10 de octubre, sin embargo sólo le ofrecieron pagarle una pequeña parte de lo que le correspondía. Además el acoso, dijo, se convirtió en violencia laboral por la forma en como la han tratado desde hace meses, pero por desgracia parece que no es la única a la que han amedrentado.

la foto 3

Parece qué hay más irregularidades.

Pero la situación no acaba ahí, pues dijo que Zeus Sergio Antonio Epardo González cuenta con una empresa dedicada a la elaboración de programas internos de Protección Civil y capacitación, la cual atiende en sus horas de trabajo a pesar de que la orden de Fernando Martinez Garza era que no podían hacer eso, pues era como ser juez y parte al momento de emitir algún dictamen. Incluso, guardaba en la computadora del trabajo los documentos que hacía a diferentes clientes.

Pero los resultados después de esto fueron a la baja, argumentó, pues de los más de 10 mil brigadistas comunitarios capacitados en el pasado trienio, en este año no han capacitado a casi nadie y mientras al Parque Temático inaugurado en marzo del 2015 a febrero del 2016 recibió a más de 3 mil niños al mes para capacitarlos en temas de auto protección durante 2015, después de eso si han ido 600 mensuales son muchos. También dijo que este sitio está abandonado pues la instrucción es usarlo sólo como una aula para capacitación.

Aunque ha tratado de hablar con el propio Martínez Garza, dijo que ha sido imposible y por eso tratará de hablar directamente con el presidente municipal con el objetivo de que conozca esta situación, pues su único interés es seguir su trabajo en esta dependencia y que no haya un mal ambiente laboral como hasta el que hoy prevalece y que observe de primera mano que se violan los derechos laborales de los elementos de la UMPCQ.