Arte y Cultura

Corona Capital 2022: así suena el siglo XXI

¡Comparte!

My Chemical Romance, Paramore, Fever 333, The 1975, ¿qué es este año, el revival de la música emo y post hardcore? El Corona Capital 2022, que se realizará del 18 al 20 de noviembre —un día más de lo habitual—, los tendrá en su edición anual junto a Arctic Monkeys, Miley Cyrus, Liam Gallagher, Phoebe Bridgers, Brian Wilson y Yeah Yeah Yeahs, entre otros, que completan las casi 80 bandas para este año.

El costo del abono por los tres días en la primera fase será de tres mil 900 pesos, más cargos por servicios. Las entradas para la edición 11, que será en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez, comenzarán a venderse en preventa el 13 y 14 de junio.

My Chemical Romance fue el grupo más sonado en carteles falsos, todo por la indiscreción de Gerard Way, su vocalista, quien adelantó esta semana, en su show en Hungría, que México estaba como prioridad en su paso por Latinoamérica. El mes pasado lanzaron su primera rola inédita desde 2012, The Foundations of Decay.

Paramore es otro caso de reencuentro, pues Hayley Williams estuvo más enfocada en su etapa solista por medio de Petals for Armor, siendo After laughter, de 2017, el último lanzamiento con el trío.

Y es la primera vez que Liam Gallagher tocará como solista en CDMX, pues antes sólo Noel, su hermano y compositor en Oasis, lo había hecho. Liam llega después de editar los álbumes As You Were, Why Me? Why Not y C’mon You Know.

Si bien Miley Cyrus ya conoce al público mexicano, pasaron casi ocho años desde la última vez que tocó en la CDMX; en 2014, la cantante de entonces 22 años visitó el país con su Bangerz Tour. Ahora, a sus casi 30, Miley regresa como con su disco Plastic Hearts, con el cual se introduce en el rock y el glam rock de una forma más profunda.

El rapero Lil Nas X traerá sus mejores rimas y aquellas que forman parte de su disco debut Montero.

Los Yeah Yeah Yeahs recientemente se reencontraron y regresan al escenario del festival después de haberse presentado por primera vez en 2019.

Cuando Idles vino a México para tocar en el Pabellón del Palacio de los Deportes y el House of Vans, en marzo pasado, los tickets se agotaron, el día del show ambos foros estaban abarrotados y cambió la vida por completo de cada integrante del grupo británico.

Nada mal para una banda de rock, punk y post hardcore, cuyas raíces se remontan a 2009 y pasajes bastante siniestros por las adicciones de su vocalista Joe Talbot, con quien platicamos vía telefónica durante sus recientes vacaciones en la CDMX.

Fue una experiencia catártica, es decir, no bromeo, aquí me tienen visitando amigos y regresando a una ciudad que confirmó por qué la música es salvación”, explicó semanas antes de ser confirmados para el Corona Capital 2022; ahora se sabe que estarán el día del cierre, el domingo 20.

Los británicos lanzaron su más reciente disco Crawler en 2021. Un grito de supervivencia. Talbot expuso los momentos oscuros de su enfermedad y el renacimiento por medio de la rehabilitación médica, personal, sicológica y profesional.

Situación extraordinaria, hablando de cómo un músico puede ser completamente abierto con el consumo de drogas y alcohol. En especial una banda británica, donde existieron casos trágicos como Amy Winehouse y constantes recaídas de músicos como Pete Doherty, guitarrista de The Libertines.

El cambio es verdadero. Rastrear la salvación trata de sentirme totalmente recuperado, y creo que cuando toco todo ese sentimiento, y lo gritó en vivo siento una hermosa y continua sanación.

Este disco me recuerda que podemos convertirnos en nuevas personas y la demostración de cómo el fracaso nos puede impulsar a generar poderes personales y a nuestro alrededor para tener el mundo que siempre soñamos”, contó.

Originarios de Bristol, una de las ciudades más enriquecedoras en contracultura, ahí nació el trip hop, se desarrolló el grafiti, igual que en Nueva York; y se gestó la independencia, Idles ha editado anteriormente los discos Brutalism (2017), Joy as an Act of Resistance (2018) y Ultra Mono.

Pero Crawler tiene un lugar bastante especial, sobre todo al escuchar a una audiencia tan cautiva como la mexicana interpretando nuestras letras con la misma pasión. Y repito, esa fotografía prevalece en mi corazón y se irá siempre conmigo. No tengan duda que volveremos pronto”, finalizó.