Internacional

Embarga Andorra más de 83 mdd (mil 660 mdp) al abogado Juan Collado

¡Comparte!

La investigación inició en marzo de 2015 y fue archivada de manera provisional en 2018 cuando autoridades judiciales mexicanas informaron que los ingresos de Collado eran lícitos

En información que publica el diario español, El País, se trata de una decisión tomada en la investigación que inició en marzo de 2015, archivada de manera provisional en 2018 cuando autoridades judiciales mexicanas informaron a sus homólogas de Andorra que los ingresos de Collado eran lícitos, informó este martes el diario español El País.

La Justicia de Andorra ha ordenado embargar 76,5 millones de euros (83,1 millones de dólares)  a Juan Collado, abogado del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El letrado está siendo investigado en el país pirenaico por asociación ilícita y blanqueo de capitales, según un auto judicial.

Collado, que es conocido en México como el abogado del poder por defender a autoridades y políticos, fue detenido el pasado 9 de julio. Y, desde entonces, se encuentra en una prisión mexicana acusado de varios delitos.

La alarma de los investigadores del país pirenaico se activó después de que el ahora inculpado, transfiriera 10,5 millones de euros (11,6 millones de dólares) desde Andorra a una cuenta del BBVA en Madrid seis días antes de ser arrestado en México.

Se dice que el abogado fue detenido el pasado 9 de julio por su probable responsabilidad en delitos de delincuencia organizada y operaciones de procedencia ilícita, situación que aportó nuevos y suficientes datos para que Andorra reabriera el caso el pasado 31 de julio.

La fiscalía andorrana determinó que la detención de Collado renueva la “sospecha lógica y razonable” de que los fondos depositados en el principado tienen un origen delictivo, y existe el riesgo de sean transferidos al extranjero.

Como soporte a esa presunción cita que el 3 de julio hubo una transferencia de 10.5 millones de euros a una cuenta del BBVA en Madrid. “De la misma manera podrían ser transferidos todos los activos si no se toman medidas urgentes de inmediato”, cita el diario.

En una investigación periodística acerca del actuar de la fiscalía mexicana, bajo el Gobierno de Peña Nieto, para lograr liberar el dinero de Collado para que se archivara la causa en Andorra. Cuando se embargó la fortuna del letrado, el propio Collado pidió formalmente a la fiscalía de su país que se investigara la procedencia de su dinero y esta abrió una carpeta de investigación y decretó “el no ejercicio de la acción penal”.

De esta forma, el caso ya estaba juzgado y no podía volver a ser investigado. La justicia andorrana esgrime ahora que la detención de Collado arroja hechos nuevos que antes no se conocían.

La figura del no ejercicio de la acción penal fue la misma que las autoridades de México utilizaron con varios influyentes clientes mexicanos como el gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo, cuya cuenta de 1,5 millones de euros abierta en 2012 fue dada a conocer por el periódico El País, también, logró desbloquear sus fondos y el archivo de su caso.

Quedaron en consecuencia sin efecto los autos de sobreseimiento judicial provisional del proceso contra Collado de octubre de 2018 y mayo de 2019.

La juez andorrana Maria Àngels Moreno también emitió una comisión rogatoria, o petición de auxilio judicial, a las autoridades mexicanas donde pide la información sobre la causa que se sigue a Collado y su presunta vinculación con actividades criminales.

De acuerdo con el diario, la detención del abogado mexicano hace tres meses hizo que las autoridades de Andorra se sintieran engañadas por sus similares de México que el año pasado, aún en el pasado gobierno, les habían dicho que los fondos de Collado eran lícitos.

Se sabe también que Juan Collado movió 120 millones de dólares a través de 24 cuentas en el BPA andorrano entre 2006 y 2015, cuando el principado era considerado un paraíso fiscal, condición que dejó de tener a fines de 2018.

Finalmente, la Banca Privada d’Andorra (BPA) informó apenas el pasado julio que contaba con 662 clientes de riesgo con depósitos por dos mil millones de euros.