Nacional

Gobierno federal busca que aplicaciones y plataformas digitales retengan IVA

¡Comparte!

El gobierno federal pretende que las plataformas digitales y aplicaciones informáticas retengan tanto el impuesto al valor agregado (IVA) como el impuesto sobre la renta (ISR) sobre los servicios o productos que personas físicas comercializan a través de ellas, como transporte terrestre o entrega de alimentos preparados, lo cual afectará a quienes forma parte del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Como parte de la miscelánea fiscal 2020, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) solicitó al Congreso de la Unión aprobar modificaciones a las leyes del ISR e IVA para emparejar el cobro de las tributaciones entre quienes realizan operaciones similares, al argumentar que el crecimiento de los negocios en plataformas digitales requiere de mayor atención y vigilancia en cuanto a su fiscalización.

Para servicios de transporte de pasajeros y entrega de bienes, la SHCP plantea en el Paquete Económico 2020 el cobro del ISR desde una tasa de 2 por ciento para quienes tengan ingresos mensuales de hasta 5 mil 500 pesos a 8 por ciento si perciben más de 21 mil pesos.

En los servicios de hospedaje las tasas propuestas van de 2 por ciento en ingresos mensuales de 5 mil pesos a 10 por ciento si se perciben más 35 mil pesos.

En tanto que la compra de productos y prestación de otros servicios el cobro de ISR oscila entre 3 por ciento para quienes tienen ingresos mensuales de 25 mil pesos a 17 por ciento en caso de que rebasen el medio millón de pesos.

Plantea que las plataformas y aplicaciones digitales retengan de manera provisional el ISR de las personas físicas con actividades empresariales que venden o prestan servicios a través de ellas, toda vez que tienen el control y registro de las transacciones que se llevan a cabo.

La dependencia explicó que con estos cambios fiscales quienes tributan bajo el RIF y obtenían descuentos pero realizan negocios en la economía digital serán excluidos de dicho régimen, dado que fue creado para fomentar la formalidad y el pago de impuestos a quienes realizaban actividades en negocios tradicionales.

Quienes contraten servicios de subcontratación laboral, mejor conocido como outsourcing, deberán retener el impuesto al valor agregado (IVA) a las empresas que contraten para dichas operaciones, de acuerdo con la miscelánea fiscal propuesta por la Secretaría de Hacienda al Congreso de la Unión.

El objetivo es asegurar el pago del IVA, dado que empresas de outsorcing incumplen con esta obligación y se afecta al fisco federal, aún cuando las compañías que las contratan sí lo acreditan, explicó la dependencia.

La ley del IVA permite dicha retención en algunos casos, pero Hacienda propone adicionar una fracción al mismo para que sea obligación de los contribuyentes que contratan outsourcing calculen, retengan y enteren a las autoridades fiscales sobre el impuesto causado por dichas operaciones para asegurar el pago del IVA correspondiente porque, indicó, se ha observado que las empresas prestadoras de dicho servicio no cumplen con esa obligación.