Internacional

Hizo fiesta y provocó tragedia en Texas, no creía en el coronavirus

¡Comparte!

Estados Unidos es el país más golpeado por el coronavirus en todo el mundo, pese a esto, en muchas partes de ese país todavía hay personas que piensan que se trata de un engaño, por mencionar una de las teorías que circulan en Internet.

Pensando así Tony Green, un hombre de Texas, decidió organizar una fiesta para celebrar el nacimiento de un nieto, sin pensar que ocurriría una tragedia y 14 de los asistentes se contagiarían de coronavirus, uno de ellos murió.

La historia fue cubierta por medios locales asegurando la muerte de una mujer y otra persona en estado crítico en un hospital.

Green, de 43 años y gran seguidor de Donald Trump, había acusado a los medios de comunicación de ‘crear pánico y provocar un colapso económico’ con la pandemia de coronavirus.

Sin ninguna medida sanitaria, Green realizó la fiesta el pasado 13 de junio donde estuvieron presentes sus padres, suegros y otros invitados. Algunos de los asistentes llegaron desde Austin, ciudad con muchos contagios de coronavirus.

No fue hasta unos días después que varios de los asistentes comenzaron a presentar síntomas del covid, fue en este punto que Tony abrió los ojos y se dio cuenta de lo irresponsable que había sido.

Me burlé de aquellos que usaban cubrebocas y mantenían distancia. No puedo imaginar que mis acciones tienen a dos familias de luto’, escribió para una publicación local.

Pero esto no acabó aquí, pues Tony también presentaba síntomas de la enfermedad por lo que tuvo que ser internado, estuvo muy cerca de tener un derrame cerebral y morir.

Unos días después sus suegros también se enfermaron, la mujer perdió vida mientras que el hombre permanece grave en un hospital.

El caso de Tony logró relevancia nacional en Estados Unidos y se convirtió en un ejemplo de las consecuencias que puede tener el discurso de un presidente como Trump, mismo que subestima la gravedad del coronavirus.