Deportes

Inicia la NFL semivacía, primer duelo de la era covid-19

¡Comparte!

Han pasado apenas ocho meses desde que Patrick Mahomes guio en una remontada increíble a los Jefes, que perdían por 24-0 y terminaron doblegando a Deshaun Watson y a los Texanos en la ronda divisional de los playoffs.

La reacción, tremendamente eficaz, acabó catapultando a los Chiefs a ganar su primer Super Bowl en medio siglo

Desde entonces muchas cosas han cambiado. La pandemia obligó a cancelar los campamentos y la pretemporada. Ello significa que la revancha de hoy en el Arrowhead Stadium será el primer partido para cualquiera desde febrero. Quiere decir también que el público en una de las aduanas más complicadas en la NFL se limitará a cerca de 17,000 aficionados.

Los Texanos no cuentan con el receptor estelar DeAndre Hopkins ni con el corredor Carlos Hyde en su plantilla.  “Tienes que esperar lo inesperado’’, dijo Mahomes. “Y eso es lo que estamos intentando hacer. Vamos a tener un plan de juego para todo y me voy a ajustar tan rápido como pueda para tener un inicio veloz. Espero”.

La ofensiva de Houston pasó por un cambio drástico con la partida de Hopkins y Hyde. En cambio llegaron los receptores Brandin Cooks y Randall Cobb, y Houston cuenta también con un saludable David Johnson como corredor. Y su defensiva tiene sano a J.J. Watt, algo con lo que contó sólo durante la mitad de los partidos de 2019.

Tenemos una oportunidad al visitar el estadio de los campeones y competir ante un gran equipo. Eso queremos. Eso deseamos’’, dijo Watson, quien firmó una extensión por cuatro años y 160 millones de dólares la semana pasada. “Es la mejor oportunidad para iniciar”.

Se trató de la segunda extensión más valiosa en la historia. La primera: la de 10 años que firmó Mahomes, el MVP del Super Bowl, quien podría terminar devengando 503 millones de dólares.

Grandes salarios para dos pasadores elegidos con dos selecciones de diferencia en la primera ronda de 2017. “Son grandes jugadores”, dijo el head coach de los Texans, Bill O’Brien. “Lo que ocurrió en los últimos seis meses no tiene precedente. Será una gran noche para la NFL y para el futbol americano”.