Nacional

La Guardia Nacional es de y para los ciudadanos: GPPRI

¡Comparte!

La creación de la Guardia Nacional es resultado de una exigencia social y el Grupo Parlamentario del PRI, en la Cámara de Diputados, pidió al Presidente de la República garantice a la institución un mando civil,  cualquier intento de imponer a un militar retirado o en activo significa violar el espíritu de la ley y cometer un fraude.

La diputada María Alemán Muñoz Castillo, durante la declaratoria de la Reforma Constitucional, en materia de Guardia Nacional, en nombre de los legisladores priistas, exigió respeto al trabajo del Poder Legislativo y sobre todo respeto a los ciudadanos, a la voluntad popular.

Agregó, hoy le entreguemos al Ejecutivo federal una herramienta legislativa fuerte y sólida, que deberá ser puesta en marcha con estricto apego a lo establecido en la Constitución.

La ley no solo es un texto normativo escrito, sino la materialización de una demanda de la sociedad y esta reforma es clara: la Guardia Nacional debe tener un mando civil, porque fue el reclamo de todos los actores que participaron en los ejercicios de Parlamento Abierto en el Congreso de la Unión.

“Garantizar un mando civil fue un logro alcanzado con tenacidad y valentía de parte de la sociedad y pretender entregar el mando de la Guardia Nacional a un militar, como ha advertido el Presidente en días recientes, significa violar el espíritu de la ley insistió la legisladora.

La Guardia Nacional surgió para exigir al Gobierno una estraegia de seguridad de carácter civil y “el  Presidente de la República, no debe interpretar la ley a modo, porque entonces estaría cometiendo un fraude a la ley” señaló Muñoz Castillo.

En el Grupo Parlamentario del PRI, expuso, se actuó en todo momento con responsabilidad y con visión de construcción y eso implica pedir respeto a esta soberanía.

Los diputados del PRI  explicaron que su voto aprobatorio a la Guardia Nacional se dio sin disfraz o tibieza; se otorgó  porque le conviene a México. El PRI dio un sí, concluyó María Alemán Muñoz Castillo, con responsabilidad y contundencia porque significa bienestar y compromiso de construir un futuro sin violencia.