Local

Lista reconversión del QCC como Unidad Médica y de Aislamiento COVID-19

¡Comparte!

El gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, constató la reconversión de las instalaciones del Querétaro Centro de Congresos en la Unidad Médica y de Aislamiento COVID-19 que recibirá a pacientes que den positivo a la enfermedad y que no necesiten hospitalización.   

Durante un recorrido por el inmueble, el mandatario estatal informó que la UMA COVID-19 arranca con dos cuadrantes con una capacidad para atender a 125 hombres y 125 mujeres respectivamente; y que irá escalando conforme lo indique el Comité Técnico para la atención de COVID-19, hasta llegar a los 700 pacientes, proyecto que se ejecuta con recursos públicos estatales.

“Con esta acción Querétaro nuevamente se anticipa y da un paso adelante, siempre anteponiendo la seguridad de las familias queretanas”, precisó.      

Explicó que los pacientes tendrán una estancia promedio de 15 días, en un espacio que cuenta con una unidad central de 60 médicos y enfermeras; además está equipado con baños, regaderas, comedor, área lúdica y área de comunicación para sus familiares.

Domínguez Servién refrendó su compromiso con el personal que brindará atención en esta Unidad, al equiparlos de acuerdo a los protocolos de seguridad, con trajes taide, goggles, mascarillas k95, cubre gorro, guantes y cubre zapatos.

Como parte de la estrategia para hacer frente a la contingencia sanitaria por COVID-19, el gobernador destacó que se tuvo asesoramiento de países que ya habían puesto módulos de reconversión hospitalaria.

El coordinador general de la Unidad Médica y de Aislamiento COVID-19, Amadeo Lugo Pérez, afirmó que la reconversión del Querétaro Centro de Congresos tiene el objetivo de atender a pacientes que tengan COVID-19 con diagnóstico confirmado, en aras de brindarle una atención médica, social, psicológica e integral.

“Los objetivos de esta Unidad Médica son básicamente dos: el brindar una atención integral a aquellos pacientes que tengan la enfermedad y que por sus condiciones socioeconómicas o médicas no reúnan las características en sus domicilios para poderlo llevar a cabo, y que los hospitales tengan una alternativa para poder enviarnos a los pacientes que no requieran propiamente hospitalización”, detalló.

Señaló que la UMA COVID-19 tiene un área de ingreso, donde son canalizados pacientes referidos del Hospital General y que requieren darle continuidad a la atención médica o bien que requieren de un aislamiento seguro e integral.

Una vez que ingresan al complejo del Querétaro Centro de Congresos pasarán a las instalaciones ya reconvertidas como Unidad Médica y de Aislamiento COVID-19, donde se llevará a cabo el registro del paciente por trabajo social.

Posteriormente pasará a un área donde se le entregará un kit que consiste en ropa, calzado y artículos de baño, después se canaliza a la central de enfermería donde se le abrirá un expediente y se le asignará una cama.

Detalló que este espacio cuenta con un comedor, cuya atención estará a cargo de una Fundación que de manera voluntaria coordinará la entrega de los alimentos.

Lugo Pérez, reiteró que en todo momento la instrucción del gobernador ha sido salvaguardar la integridad del personal sanitario y de los pacientes, por ello se han implementado una serie de tabletas, de equipo de cómputo y teléfonos, a través de los cuales los pacientes podrán estar en comunicación con sus familiares.