Local

Preparan aniversario del nombramiento de Querétaro, Patrimonio Cultural de la Humanidad

¡Comparte!

En las instalaciones del Centro de las Artes de Querétaro (CEART), se llevó a cabo la reunión de seguimiento del Nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad de los “Lugares de Memoria y Tradiciones vivas de los pueblos Otomí-Chichimecas de Tolimán. La Peña de Bernal, Guardián de un territorio sagrado”.

El evento fue presidido por Arturo Mora Campos, director de Difusión y Patrimonio Cultural, en representación de Paulina Aguado Romero, Secretaria de Cultura del Estado (SECULT); Rosa Estela Reyes García, delegada del Centro INAH Querétaro; y María Guadalupe Alcántara de Santiago, alcaldesa de Tolimán, así como representantes de los municipios de Ezequiel Montes, Colón y Cadereyta de Montes. 

En el acto, se hizo entrega de la placa conmemorativa por el Décimo Aniversario del nombramiento, que en próximas fechas se colocará una réplica en cada municipio participante, como reconocimiento a los trabajos de salvaguarda que llevan a cabo las autoridades estatales, municipales, federales y sociedad civil que se ha sumado.

Cabe precisar que El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) elaboró el expediente definitivo para solicitar la inclusión del centro histórico de Santiago de Querétaro en la Lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Mediante gestiones realizadas Querétaro aparece en la lista de sitios candidatos a formar parte del patrimonio mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Una comisión realizó una visita de evaluación de la ciudad y se hicieron recorridos por la zona de monumentos arquitectónicos y sitios históricos.

El 5 de diciembre de 1995, durante la reunión anual del Comité del Patrimonio Mundial verificada en Mérida, se resolvió realizar la inscripción de la ciudad de Querétaro en la Lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Con esta designación, el pueblo y el gobierno se obligan a fomentar, proteger, conservar, revalorar y rehabilitar el Patrimonio Cultural.

Tan solo en la parte de la ingeniería civil, hay que señalar que Querétaro es patrimonio cultural de la humanidad por la gran riqueza que guardan en su historia las siguientes edificaciones:

  • Acueducto de Querétaro: Símbolo de la ciudad desde que se terminó en 1735. El acueducto completo mide 8932 m de longitud y la monumental arquería es de 1280 m. Su altura máxima exacta es de 28,42 m, con 75 arcos de medio punto, similar a las construcciones romanas de su tipo.
  • Teatro de la República: originalmente llamado “Iturbide”, fue sede de 3 eventos cruciales en la historia mexicana:
  1. Estreno del Himno Nacional Mexicano, simultáneamente con otras ciudades, en 1854.
  2. El juicio al emperador Maximiliano de Habsburgo y de sus generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, en 1867.
  3. Debate y promulgación de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, en enero y febrero de ese año.
  • Casa de la Corregidora: sede del corregimiento de Querétaro, donde se reunían Hidalgo, Allende y otros para planear la Independencia de México. El 15 de septiembre de 1810 se adelantaron los planes, y de aquí salió el mensaje que desencadenó el Grito y la Guerra de Independencia. Actualmente es Palacio de Gobierno del Estado.
  • Academia de Bellas Artes: construcción de estilo neoclásico inaugurada en 1805. En su Salón de Actos o “salón ovalado” fue donde el presidente Don Manuel de la Peña y Peña citó al Congreso Nacional para tratar el cese de las hostilidades entre México y Estados Unidos por medio del tratado de Guadalupe-Hidalgo. Éste fue firmado en la casa provisional del presidente, que también se encuentra en Querétaro.
  • Reales Colegios de San Ignacio y San Francisco Javier: fundados como colegios jesuitas, no recibieron el título de Reales y Pontíficios Colegios Seminarios sino hasta la segunda mitad del siglo XVIII. La expulsión de la Orden de la Compañía de Jesús el 25 de junio de 1767 ocasionó su clausura. Fueron reabiertos en 1771 y entre 1863 y 1950 se le llamó Colegio Civil de Querétaro. Actualmente es sede de algunas facultades de la Universidad Autónoma de Querétaro.
  • Gran Hotel de Querétaro: en el lugar donde se encontraban las ruinas de las 4 capillas del Convento Grande de San Francisco de Asís, se propuso construir un nuevo palacio de gobierno, pero no se llevó a cabo y el predio fue vendido a Don Cipriano Bueno quien construyó entre 1890-1893 este lujoso hotel.
  • Casa de la Marquesa: Esta casa fue construida para don Francisco Alday, en ella vivió un descendiente indirecto del II Marqués del Villar del Águila, cuando éste ya había muerto, por lo que realmente no fue construida por él para su esposa. Aquí se hospedó Agustín de Iturbide en 1824. Actualmente es uno de los hoteles más exclusivos de México.
  • Otras casonas queretanas: ejemplos de bellas construcciones del s. XVIII, siglo de máximo esplendor para la ciudad, son las casonas que principalmente se encuentran en los alrededores del Andador 5 de Mayo, la Plaza de la Independencia y la calle de Hidalgo: casa de Don Bartolo, sede de una de las leyendas más famosas de la ciudad* la “Casa de los Perros”, llamada así por las gárgolas que lo adornan en forma de canes* la casona de los 5 patios, que sirvió como residencia provisional a Maximiliano y luego a Porfirio Díaz* la casa de Don Tomás López de Ecala, para muchos la más bella de la ciudad, en la que fue la plaza mayor de la ciudad o Plaza de Armas.
  • Fuentes queretanas: con la llegada del agua gracias al acueducto, se construyeron bellas fuentes barrocas de las cuales se conservan sólo algunas y no todas corresponden a la misma época. En la primera mitad del siglo XVIII la ciudad contaba con más de 70 fuentes públicas y otras más en residencias privadas.

Estos son algunos de los aspectos de la riqueza histórica y cultural de Querétaro que debemos preservar y valorar para que no nos vaya a rebasar la modernidad.