Nacional

Presentará UIF acciones contra funcionarios implicados en sobornos en el senado mexicano: Santiago Nieto

¡Comparte!

Si la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) registra irregularidades en las cuentas de los ex senadores panistas rastreará sus cuentas, informó el titular de esa dependencia, Santiago Nieto.

“Puede ser por dos vías: o que la Fiscalía General de la República nos solicite alguna información y desarrollemos la investigación o puede ser que incluso la Secretaría de la Función Pública o que nosotros generemos nuesto modelo de riesgo y, en caso de que se detecte algo irregular en términos nuestro propia normatividad, podremos iniciar el caso”, explicó en entrevista.

“Nosotros no teníamos una investigación pero a partir de la generación de estos videos la Unidad tendrá que actuar en el ejercicio de sus funciones. La denuncia se presentó ante la Fiscalía General.

“En realidad no tenemos conocimiento de cuáles son los elementos que aporta el señor Lozoya respecto a este grupo de políticos del PAN, pero la posición de la Unidad ha sido en los términos que el Presidente ha planteado: cero tolerancia a la corrupción”, señaló Nieto.

El funcionario aclaró que el video en el que aparecen dos colaboradores de los ex senadores Francisco Domínguez y Jorge Luis Lavalle no forma parte de las denuncias que la Unidad ha presentado en relación con la trama de los sobornos de Lozoya.

“Nosotros presentamos información financiera respecto a operaciones que nos parecían irregulares de parte del señor Emilio Lozoya; fueron cuatro denuncias que ya tiene la Fiscalía General”, comentó.

En relación con la trama de los sobornos, el titular de la UIF explicó que tenían como pistas transferencias internacionales, generación de empresas fachada por venta de facturas apócrifas y extracción de dinero en efectivo de varias empresas con esas características. Nieto informó que la UIF ha avanzado en la investigación del astillero español en el que se involucra al ex director general de Pemex y que, dice, ha generado una pérdida por 50 millones de euros a Petróleos Mexicanos.