Local

Realizan “Shark Tank Troyano” con proyectos para campus universitarios

¡Comparte!

Alumnos e investigadores de la Facultad de Informática (FIF) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), presentaron ante la rectora Dra. Teresa García Gasca, un cúmulo de proyectos que, en su mayoría, pretenden implementarse en los diversos campus de esta Máxima Casa de Estudios.

En un evento denominado “Shark Tank Troyano”, los equipos que se identificaron como UBUNTU; ESTIC; GAMMAS; PASCAL; StartUp Troyanos; Troyano Deportes y el Centro de Desarrollo de la Facultad, plantearon 11 iniciativas tecnológicas.

Los proyectos abarcaron desde temas como reforestación, desarrollo de redes de apoyo para acciones altruistas y promoción de la actividad física, hasta aplicaciones y sensores para reforzar la vigilancia en las instalaciones y sistemas de alerta, pasando por monitoreo de unidades del transporte de la UAQ y utilización de la tecnología para identificación de miembros de la comunidad universitaria.

El jurado también evaluó proyectos enfocados predominantemente a la Informática como campañas de difusión de Protección de Datos Personales, manejo de BigData y hasta desarrollo de equipo audiovisual de bajo costo.

Al término de la presentación de los proyectos, la rectora de la UAQ, Dra. Teresa García Gasca aplaudió la dinámica y destacó que, con base en ella, la Administración Central evaluará aquellos que sería factible aplicar en los campus.

Agregó que otras de estas iniciativas podrían ser integradas en la misma Universidad, como parte de las empresas universitarias; o ser asesoradas por la incubadora de la UAQ para que los jóvenes emprendedores consoliden sus negocios.

“Quizá sea factible establecer una comercializadora y que ustedes se asocien con ella, para que vendan su proyecto directamente”, indicó la Dra. García Gasca.

La Rectora apuntó que es necesario que tanto los estudiantes como los investigadores y las propias autoridades universitarias aprendan cómo gestionar recursos para consolidar las ideas; pero que también es necesario que ya estén funcionando para poder considerarlas “vendibles”.