Nacional

Urge AMLO al G20 a proteger a los más débiles en el mundo

¡Comparte!

En la Cumbre Virtual urge que la ONU tome el control y la distribución de los medicamentos e insumos contra el virus; pide atender a micronegocios y al comercio informal

Esta mañana, Andrés Manuel López Obrador ofreció un recuento de su participación durante una reunión virtual del G20 que constó, además de saludos “solidarios” a nombre del pueblo de México ante la crisis, en la reivindicación de las medidas implementadas por su administración de cara a la pandemia. 

“No basta con hospitales”, aseguró el mandatario, antes de reiterar que, para su gobierno, la clave del cuidado “es la familia” y los apoyos a las “microempresas”, ante la inmensa mayoría de trabajadores “informales”. 

En su participación en este Grupo de potencias mundiales, Obrador aseguró haber hablado en contra de los monopolios comerciales, el uso del precio del petróleo para afectar economías y la especulación financiera. Rechazó, asegura, “el racismo y la discriminación”: “Vamos a vencer con la fraternidad universal”, concluyó. 

“Las hegemonías deben actuar sin cierre de fronteras con medidas arancelarias unilaterales, que no  prevalezcan los monopolios, que no se use el petróleo para especular y cerrarle paso a la especulación financiera obstaculizando la economía mundial”, sentenció López Obrador.

Con la participación de Hugo López-Gatell y de Marcelo Ebrard, la conferencia de prensa contó también con una serie de preguntas y respuestas de la prensa.

En cuanto al aspecto del manejo de la crisis, Hugo López-Gatell intervino señalando la inminencia de la fase 3 (periodo de máxima transmisión del virus) en nuestro país y advirtió sobre la saturación del sistema nacional de salud. Ante esto, recalcó que del 23 de marzo al 19 de abril debía imponerse una “instauración enérgica y disciplinada” de la cuarentena. Más adelante fue cuestionado sobre las implicaciones de estos dichos, inclusive si implicarían un toque de queda, pregunta que quedó sin respuesta. 

López-Gatell negó la descoordinación que demuestran algunas medidas implementadas por gobiernos estatales como el cierre de actividades no esenciales, y apeló a la operación de los distintos sectores administrativos bajo la coordinación de la Secretaría de Salud, el Consejo de Salubridad General y otras autoridades sanitarias. 

A propósito del encuentro con la cumbre del G20, Ebrard destacó que uno de los temas primordiales fue el manejo del impacto de la crisis. La sesión de este Grupo de gobiernos implica, dijo el canciller, un salto cualitativo en la coordinación internacional para hacer frente a la pandemia con la intervención de los jefes de Estado y no únicamente de la OMS. En particular, a propósito del acceso a medicamentos, equipo, ventiladores e insumos. 

Las víctimas de los daños más grandes del manejo de la crisis por parte de los gobiernos, reconoció Ebrard, serán los trabajadores y la gente pobre. Finalmente, puntualizó que en su intervención hizo hincapié en que las grandes potencias mundiales y las corporaciones económicas no deben especular con la pandemia.